La diversificación es una protección contra la ignorancia

La diversificación es sin lugar a dudas una de las estrategias más seguras que ofrece seguridad y simpleza con un riesgo controlado.

¿Cuántas veces hemos leído lo importante que es diversificar cuando decidimos invertir? Una premisa fundamental de la inversión financiera es la diversificación que, para muchos el secreto a la hora de reducir el riesgo que implica invertir, sin perder la rentabilidad. Para entenderlo de una manera muy simple, diversificar las inversiones se trata de no poner todos los huevos en la misma cesta. Por ejemplo, si tenemos 10.000 dólares para invertir y lo utilizamos para comprar acciones de una sola empresa y la cotización de la misma baja o la empresa quiebra, perderíamos todo nuestro capital. Este es un escenario que como inversores nos gustaría evitar y ahí es donde entra en juego la diversificación.


¿Cómo construir una cartera diversificada?


Diversificar se trata de construir una cartera de instrumentos financieros de diferentes categorías de activos (renta variable, renta fija), con diferentes títulos (con diferente rentabilidad y liquidez), así como diversificar el sector económico, dado que algunas actividades económicas son menos volátiles a otras. Tener títulos de empresas de diferentes sectores evita que una posible crisis, como por ejemplo la causada por la pandemia, afecte a toda nuestra cartera.


¿Es realmente la diversificación una decisión acertada?


La diversificación es sin lugar a dudas una de las estrategias más seguras para que el inversor alcance sus objetivos de una manera segura y simple con riesgo controlado. No obstante hay quienes cuestionan este enfoque, en efecto, Warren Buffet, considerado uno de los grandes inversores del mundo, en la asamblea anual de Berkshire Hathaway Inc afirmó que la “diversificación es una protección contra la ignorancia”. Además es reconocida  su célebre frase “las grandes fortunas no se hacen con una cartera de 50 acciones”. El empresario estadounidense es partidario de concentrar la cartera de inversiones en unos pocos negocios excelentes en vez de diversificar en muchos negocios buenos.


Una cartera con menos activos es más fácil de controlar, ya que por lo general implica menos operaciones, pero requiere de grandes conocimientos para analizar este tipo de inversión. Según Buffet, en la práctica la diversificación tiene poco sentido para alguien que sabe lo que está haciendo y que tiene conocimientos en la materia, y se refiere a la diversificación como un arma contra la ignorancia para asegurarse de que nada malo le ocurra a tu cartera. No obstante, afirma que no tiene nada en contra de quienes decidan diversificar sus inversiones, más bien considera que se trata de una lógica sólida para aquel que no se sienta cómodo analizando negocios. Sin embargo, si se cuenta con los conocimientos y pensamiento analítico, es inútil tener 30, 40 o incluso 50 acciones en tu cartera de inversiones,  ya que no hay tantas empresas maravillosas que sean comprensibles para una persona. En su opinión, diversificar es una confesión que no entiendes los negocios que tienes.


Sin embargo, en nuestra opinión, si no cuentas con los conocimientos ni el tiempo para dedicarle a tus inversiones, lo más recomendable es respaldarte en un asesor de inversiones y por supuesto, empezar desde pequeños montos. Nunca inviertas en un negocio que no entiendas.


Mira aquí la entrevista a Warren Buffet en la asamblea de anual de Berkshire Hathaway Inc.


También te puede interesar….
Qué tener en cuenta antes de invertir
Por qué invertir en Real Estate

¿Tenes alguna duda o consulta?